letras en el tiempo de lourdes aquino

viernes, 18 de julio de 2014

FIEBRE- MIGUEL OTERO SILVA


                                                                                                           Por Lourdes Aquino


'' Existen diferentes motivos para no ser decente en Venezuela. No es decente quien sea, o tenga entre sus antepasados conocidos un hijo natural. No es decente quien sea o tenga entre sus antepasados conocidos, un obrero o un campesino. No esdecente quien sea, o tenga entre sus antepasados conocidos, un negro, un mulato, un indio o un zambo. Usted comprendera que ni uno solo de los habitantes de Venezuela, incluyendo a mi tia la que apunta en la libreta, esta exento de esos tres baldones, a menos que sea de reciente importacion. Los primeros pobladores blancos de estas tierras, fueron como se sabe, españoles extraidos de las carceles peninsulares donde cumplian condenan por robos y otros crimenes; aventureros enloquecidos por el fulgor de El  Dorado; frailes que se tornaron prolificos en el tropico; si acaso un segundon en apuros. Este aporte europeo, profusamente batido con la sangre de los indios nativos y con el exuberante bautismo negro que nos irrigo en buena hora el cura de Las Casa, fue formando un tipo de raza mas o menos nacional. Cuando España necesito onzas y doblones se pusieron aqui en subasta los titulos nobiliarios para regocijo y deleite de nuestros mulatos faramalleros. Luego se antepuso a la aristocracia de laColonia, la aristocracia de la guerra de Independencia, donde mulatos y mestizos fueron brazo, riñones y cerebro. Coja usted esa olla podrida, revuelvala al correr de nuestra vida republicana, en la cual la norma ha sido que los hijos bastardos de los dictadores sean mas decentes que todo el mundo, y tendra el panorama exacto de nuestra heraldica.
     Oyarzabal se detiene un instante a meditar las conclusiones de su feroz culinaria:
-    Por todo eso, amigo mio, me exasperan los pujos nobiliarios de esos cuatro pelagatos y los salones mas o menos hermeticos para quien no posea comprobado abolengo. Sobre todo porque se muy bien con que facilidad se abren de par en par las puertas de esos salones cuando quien toca a ellas trae  la cartera bien hinchada, asi sea hijo de Ña Narcisa y Don Mataperros . Y rechazo la moral de unas cuantas rugosas virginidades defendidas aparatosamente y conservadas con largas novenas  a San Antonio, y me cago en la reputacion de otros tantos señoritos que adquieren en su juventud la sifilis en los burdeles y la transmiten luego conn impecable distincion a sus conyugues y aumentan de ese modo las filas mantuanismo criollo con la cuota de sus vastagos patulecos.''
''Oyarzabal no tiene nada que añadir. Ha quedado con la garganta seca como los oradores de orden y sale disparado en busca de un trago.''

      Fiebre de Miguel Otero Silva, su primera novela es un canto al heroismo, a la lucha Venezolana, sus paginas impregnadas de la historia relatan cada paso desde la llamada generacion del 28, la dictadura del general Gomez  y las secuelas de su mandato opresor. Con solo veinte años de edad Miguel Otero Silva forma parte de los 252 estudiantes que en sus propias palabras:'' un buen dia resolvieron declararse en desacuerdo con la dictadura del General Juan Vicente Gomez.  Fiebre es una novela-testimonio que narra las peripecias de esa generacion y que a mis ojos como Venezolana constituye una joya nacional, un libro para leer y reflexionar, paginas que muestran la realidad vivida bajo esa feroz dictadura que sufrio Venezuela.
     Estudiantes universitarios, jovenes con el impetu de la edad y los deseos de desarrollarse en el escenario nacional;  es en la universidad donde se dan y concentran las diferentes opiniones sobre el acontecer de ese tiempo.

'' La Universidad de Caracas fue antes convento. Fue convento el edificio  y loscorredores claustrales dan fe de ello. Su vecino de la derecha es el templo de San Francisco, la mas tradicional y las mas encopetada de las iglesias caraqueñas, cobijo actual de la Compañia de Jesus( ellos procuran siempre establecer su factoria en el sitio mas centrico como corresponde a comerciantes de su rango y prestigio.) Su vecino de la izquierda es la Biblioteca Nacional. Su vecino de enfrente es el palacio de reuniones de las Camaras Legislativas . La religion en  su floracion mas refinada: los jesuitas; la sabiduria en su expresion mas tangible: el libro; el estado en su funcion mas benemerita: el Congreso; son los tres celosos guardianes de nuestra ilustre Universidad. Unos metros mas lejos, completando el sexteto, estan situados: el cuartel de policia, un garito de dados y ruletas y la academia de Historia.''

'' Aca sobre la grama, uno lee en voz alta poemas de Antonio Machado que cuatro o cinco escuchan: quien habla ´´Quien habla solo espera hablar a Dios un dia´´. Otro grupo rezonga en voz baja su exaltacion politica.
     Armando y yo vamos hacia estos ultimos. Robledillo, Saldaña, Ceballos y Morin hablan de politica. No de teorias politicas que, para nosotros, son arcanos brumosos. Nuestra politica es una simple y elemental cuestion de dignidad personal. Nuestra ideologia politica -----ser enemigos de la tirania-----no es propiamente ideologia politica sino respiradero de una condicion humana. Y si no hablamos de teorias politicas menos aun mencionamos nombres de partidos politicos. En Venezuela existieron en antaño dos partidos politicos: el liberal y el conservador. Pero segun parece, los liberales eran conservadores y los conservadores tambien eran conservadores. Conservadores ambos y disfrutadores de un aparato estadal basado en la arbitrariedad y en el peculado, cuando no en el despotismo descarado. Pero ambos partidos estan bien muertos. Se suicidaron. Cuantas veces uno de ellos subia la poder, entraba a sacos a las arcas nacionales y a palos sobre las costillas de los ciudadanos, mientras los programas iban a parar a las alcantarillas. Los nombres de ambos partidos son ya carroña. El golpe de gracia se los dio el general Gomez cuando empezaba a perfilarse el tiano en el. En ultimo caso no son sino dos oscuros muertos mas en la inconmensurable lista de muertos del General. Los caudillos de ambos partidos, ya leones sin dientes, al atisbar que Gomez traia el rebenque en las manos, se le plegaron serviles. El Gomez cazurro, que acompaña en todo instante al Gomez verdugo, no desperdicio la oportunidad. Repartio prebendasd entre los viejos conservadores y liberales, famelicos por igual del presupuesto. Y se planto en jarras: <<¡Paz y Union! ¡Ni liberales ni conservadores! ¡Todos Venezolanos!>> y duro con ellos.

     Los sucesos segun narra nuestro autor sucedieron de forma espontanea,  cansado el pueblo de la tirania, la voz estudiantil se levanta como una antorcha, iluminando el camino a seguir, el que ellos se proponian a seguir; no aguantar mas las despotas ordenes.
 '' Era preciso romper romper las ligaduras anudadas y torcidas sobre las voluntades de la gente''


                                           CONTINUARA...