letras en el tiempo de lourdes aquino

domingo, 20 de marzo de 2016



No entiendo
ese lenguaje obtuso
que pronuncian los imbéciles

Me enfurecen
las criticas bastardas

Ya no me interesan
los razonamientos fatuos
de cosas triviales

Vivir 
con el enemigo en casa
se ha convertido en el día a día

Por un trapo sucio
por el grito y el llanto

Cavilar entre sueños
es una necesidad de humanos

Cumplir ordenes necias
una frustración fanfarrona

No entiendo
la ira idiota
de los que se creen grandes

Ni la adulancia
a los que creen que son 
las maravillas del mundo

Ya no creo
en lazos manchados
por el oxido de lo vencido

De lo caduco y misterioso
no creo en caras
hipócritas de muchos

Que dicen quererte
con fetiches muertos

No quiero ver
las falsas posturas
de los que prometieron


Y no cumplieron

De los que pronuncian
palabras sagradas
para mancillarlas

Con su saliba de perros

No quiero ser participe
de la destrucción
del mundo interior delicioso

No veo la pureza
en ayudar a unos
mientras se destruyen a otros

No entiendo
los cuestionamientos absurdos
ni las pulgas molestas

En el lomo de un perro
al que todos humillan

No quiero entender
esas gafedades
de querer jugar al malo

En un mundo
donde buenos y malos
son la misma cosa

Ya no me interesan
análisis ambiguos
acerca de la supuesta vida

y sus aconteceres

La vida transcurre
minuto a minuto
sin estar pendiente

Si la analizan o no

Ya no daré mi mano
para que me den basura

No estarán mis oídos
para escuchar sandeces
fuera de lo que es importante

No tolerare
acusados comportamientos
hacia lo que es 


La vida amena

Tampoco 
abriré mi corazón
hacia actitudes mediocres

Y falsas

Sere feliz
haciendo lo que deba hacer
en cada momento

Dare 
en la puta madre
a quien se lo merece

Seguiré 
caminando sin sendero

En cada momento
haré lo que deba hacer
la vida pasara factura